NATURALEZA Y PAISAJE EN NERPIO

NATURALEZA Y PAISAJE EN NERPIO 2017-05-19T08:28:55+00:00

El paisaje de Nerpio es grandioso. La alternancia de grandes sierras y montañas que alcanzan sin dificultad los 1.700m y llegan incluso a sobrepasar los 2.000 en el caso de la Sierra de las Cabras con valles y barrancos, ofrecen una continua sorpresa a la mirada. La escasa población de un término de gran extensión propician el poder saborear la soledad y la paz de la naturaleza en su estado más puro.  Merecen especial mención los fenómenos kársticos por los que el agua a través de las edades ha labrado caprichosas formas en la piedra caliza. Multitud de cuevas, simas y covachas, lapiaces que recuerdan el paso del agua y el hielo,  afloramientos de agua subterránea, dolinas o grandes depresiones formadas por el hundimiento de antiguas cavernas.

El agua es el elemento que ha dado forma a estas tierras y vertebra su vida desde que los primeros pobladores de la zona, varios siglos antes de nuestra era, se asentaran aquí. Decenas de fuentes salpican los montes para confluir en numerosos arroyos y ríos que propician esa vida y pujanza natural que posee Nerpio. Turrilla, Huebras, La Zorrera de Yetas, El Toril,  ríos y arroyos que labran en su camino estrechos cañones y componen saltos y regates de singular belleza. En la población de Nerpio  el Acedas, tras atravesar la maquinaria del Viejo Molino, confluye con el Taibilla que es quizás el río más emblemático de la zona y que lleva décadas otorgando solidariamente su caudal a la cercana Murcia. El pantano de Taibilla, a pesar de ser obra del hombre, contribuye a la vida natural en su seno y en su entorno y conforma una laguna de gran belleza.

– Un mundo en suma donde el agua y la piedra nos traen desde el pasado la belleza del presente –

Nerpio, por su especial situación geográfica, y su peculiar orografía, ofrece a sus visitantes un amplio abanico de posibilidades naturales. En este municipio, a caballo entre tres provincias, encontramos una variedad de ecosistemas bien conservados.

Podemos disfrutar con la majestuosidad de la Sierra de las Cabras, y si es agua lo que buscamos, nos dirigiremos a los ríos Zumeta y Taibilla, donde pasearemos por sus pequeños valles fluviales, en los que sin duda alguna, el nogal es el protagonista.

Nerpio, es nogal, nogal de ricas nueces, sustento de familias y fauna. Nerpio es nogal que en otoño llena las retinas de naranjas y ocres.

Este valle goza de una gran variedad botánica, destacando el Pino Laricio, Tejo, Sabina, Fresno, Arce, Madreselvas, Enebros, Zarza, Torbisco, y muchas otras pequeñas plantas, como Falso Azafrán, Mentas, Espliegos, Tomillos, Jaras, Aliagas, Prímulas, etc.

Y si este valle nos sorprende con su riqueza botánica, su variedad zoológica, no nos defraudará. Volando sobre sus cielos, podemos ver, Buitres Leonados, Halcón Peregrino, Cernícalo, Águila Real, Chovas, Grajillas, Cuervos, Azores, Cárabo, Búhos Reales, Urracas o Arrendajos; también si observamos con detenimiento a nuestro alrededor, veremos gran cantidad de pequeñas aves, de bellos colores, como Petirrojos, Currucas, Abubillas, Trepador Azul, Carboneros (aquí llamados Chichipanes, por su canto), Oropéndolas, Abejarucos o el raro Roquero Rojo. Estas aves se alimentan principalmente de insectos, como Libélulas, Mariposas, Mantis o Santa Teresa, Escarabajos y Abejas que elaboran rica miel en la zona.

Los Reptiles y Anfibios, también tienen una buena representación en nerpio; así, no es difícil ver Lagarto Ocelado, Lagartija Cenicienta, Salamandra (aquí, llamada Tiro), Rana Común, Sapo corredor, Sapo Común o Escuerzo, o culebras con la Culebra de Escalera, o la temida Víbora Hocicuda.

Pero sin duda alguna, dentro de la riqueza del reino animal que podemos encontrar en Nerpio; riqueza que ya resaltaron nuestros antepasados de la zona hace 4.000 años, en sus pinturas rupestres; los reyes son los grandes mamíferos; así, destacan la Cabra Montés, Jabalí, zorro, y si la suerte nos acompaña podremos ver Ginetas o Nutrias.

En suma, Nerpio, es un verdadero Paraíso Natural, para todos los amantes de la vida al aire libre; un destino ideal para aquellos que disfrutan observando la fauna y la flora en estado puro.

Es el lugar donde nace el arroyo que va por el centro el pueblo, el Acedas. Es una zona de recreo, con merenderos y un bonito refugio.
Para llegar hasta él debemos continuar por la circunvalación que evita la entrada al pueblo, que va paralela a este, indicado con una señal de madera.

Es un lugar perfecto para la observación de aves y la práctica de la pesca. De toda la estructura del embalse, hay un elemento que destaca por ser especialmente característico: el aliviadero.Podrás visitarlo por la carretera que llega a Nerpio desde El Sabinar/Moratalla.

Es el punto más alto de la provincia de Albacete (2.082 m). El pico forma cadena con los Cerros del Mosquito. Es una zona apropiada para montañeros.
Para contemplar esta zona basta con acercarse hasta las pedanías de Las Cañadas y Fuente de la Carrasca.

Antiguo nogal de unos 500 años de antigüedad, que hace unos años se secó. Conservando el tronco para poder contemplar las dimensiones que este llego a alcanzar. Está situado en el margen izquierdo de la carretera que va de Nerpio a Pedro Andrés.

Observatorio en el Muladar de Mingarnao. Lugar situado en la carretera de Yetas, donde durante la noche se acercan las aves a comer. Es un comedero de buitres. Altitud: 1567m Orientación: NE

Desde la cima hay vistas espectaculares del Barranco del Artuñio, Pico de la Sagra ya en Granada, Sierra de las Cabras y los Calares del Mundo y de la Sima. Está situado en la carretera que une Pedro Andrés con la aldea de Cañadas, en el margen derecho de la carretera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies